sábado, 10 de septiembre de 2016

BATALLAS




Aquí con el dolor de tu ausencia
en el mismísimo corazón 
dónde es eterna tu esencia,
con la flecha clavada en el ombligo 
que alguien cortó, quizás sin saber,
que ya siempre estaría contigo...

Enciendo una nueva vela en mi casa
que va quemando mi dolor 
... alumbrando mi vacío,
y deshaciendo los latidos impares,
empieza a llover ... a llover a mares.

El sol quema la lluvia 
y mi alma se vence a la guerra 
el viento sopla tan fuerte la luz 
que esa vela parece una estrella.
Solo queda cera... y mi alma 
queda herida de arco en la batalla.
© Jose González

No hay comentarios:

Publicar un comentario